BÉLGICA – Más belgas están renunciando a la herencia de forma gratuita

BÉLGICA

Más belgas están renunciando a la herencia de forma gratuita

En un año, 46.206 belgas han renunciado a la herencia de forma gratuita. Las renuncias se realizan ante notario y permite a los herederos evitar tener que pagar las deudas del fallecido.

Nadie está obligado a aceptar una herencia. Si el patrimonio es inferior a 5.219,19 euros, esta renuncia se puede realizar de forma gratuita presentando una declaración ante el notario de su elección. Los gastos corren a cargo de un fondo creado por la profesión notarial.

El notario asegura que la declaración de renuncia se inscribe en el Registro Central de Sucesiones gestionado por la Federación de Notarios (Fednot). Todo esto no tiene costo para el heredero. Al renunciar a la herencia, los acreedores del fallecido ya no pueden solicitar a los herederos el pago de las deudas.

Al renunciar a la sucesión, el heredero renuncia a todos los bienes de la sucesión. Por ejemplo, ya no podrá reclamar la propiedad del fallecido, por lo que no se permiten pertenencias personales del fallecido u otros recuerdos como fotos. Una vez que se registra la renuncia a la sucesión, no hay vuelta atrás posible. El heredero ya no puede revertir su decisión.

Si bien la renuncia a una herencia protege contra el pago de deudas, no impide que el heredero tenga que pagar en ocasiones ciertos gastos, por ejemplo, si coorganizó el funeral.

 

 

VER NOTA: https://www.notaire.be/nouveautes/detail/toujours-plus-de-belges-renoncent-sans-frais-a-une-succession