BÉLGICA – ¿Por qué la escritura notarial es algo más que un acuerdo?

Bélgica

¿Por qué la escritura notarial es algo más que un acuerdo?

El acta notarial tiene la ventaja de ofrecer una seguridad jurídica y tener el mismo valor que una sentencia. Puede así garantizarte la protección necesaria que necesitas en diferentes momentos clave de tu vida.

Realización de escrituras notariales

En una escritura, el notario autentica los acuerdos: esto significa que les da una fuerza particular (fuerza probatoria y fuerza ejecutiva)

La redacción de una escritura notarial es compleja. En primer lugar, el notario recibe a los particulares que le consultan, opina y propone soluciones, orienta a las partes en su elección, analiza con ellas las consecuencias civiles y fiscales de las distintas soluciones, y estima los costes inherentes a la operación. Cuando las partes han tomado su decisión, reúne la información y recopila la información administrativa necesaria.

Luego, el notario redacta las escrituras y envía el borrador a las partes, se las explica y, si están de acuerdo, firman. El notario también suscribirá y asumirá su responsabilidad.

Después de la escritura, se ocupa de la realización de los trámites posteriores (como la inscripción en el Registro Central de testamentos o contratos matrimoniales, etc.). Finalmente, guarda las actas en su estudio.

Acuerdos privados

A veces, a petición de las partes, el notario redacta un documento que él mismo no firma: por ejemplo, un contrato simple de préstamo de dinero entre particulares. Será entonces un instrumento privado, que no ofrece las mismas garantías que una escritura notarial, no estará sujeto a las mismas formalidades, ni comportará los mismos costes.

El notario a menudo participa en la elaboración de precontratos privado a los que debe seguir una escritura pública que redactará: por ejemplo, un contrato de compraventa.

El notario avisa si es necesario

El notario tiene un papel importante ya que advierte a las partes si se realizan arreglos desequilibrados que puedan perjudicar sus intereses. Es importante que advierta a sus clientes sobre las consecuencias de sus decisiones mientras permanece neutral, sin influir en el resultado. La protección de todas las partes siempre prevalece.

El notario también puede negarse a cooperar si encuentra que una de las partes no está en su sano juicio o está actuando bajo cualquier forma de coacción. En este sentido, puede ocurrir, por ejemplo, que una persona mayor que acude al notario a redactar un testamento, se vea influida por miembros de su familia en cuestiones de dinero. En este sentido, el notario tiene una función de “aviso”.

Evite ir a la corte

El acta notarial, a diferencia de un simple acuerdo entre las partes, tiene un valor probatorio particular. En efecto, lo allí escrito será considerado por todos como “la verdad jurídica”. Esto significa que podrá hacer valer sus derechos sin tener que esperar una decisión judicial (por ejemplo, acudiendo directamente a un alguacil). Esto sería muy útil por ejemplo en una situación en la que una persona se ha comprometido mediante escritura notarial a pagar una suma de dinero a otra. Por lo tanto, es muy importante que las obligaciones de las partes estén claramente definidas en la escritura, para que no pueda haber discusión sobre ellas.

¿Por qué son tan importantes las escrituras notariales? Porque el notario, aunque no sea juez, está sujeto a autoridad pública. Este poder especial asociado a la escritura notarial ofrece a las partes la protección necesaria para evitar tener que acudir a los tribunales en caso de conflicto.

VER NOTA: https://www.notaire.be/nouveautes/detail/pourquoi-lacte-notarie-est-plus-quun-simple-accord-1