BRASIL – El papel estratégico de la voluntad en la prevención de conflictos posteriores a la muerte

Brasil

El papel estratégico de la voluntad en la prevención de conflictos posteriores a la muerte

Además de facilitar la distribución de bienes, el documento juega un papel crucial al registrar otras expresiones de voluntad.

Planificar adecuadamente la asignación de bienes y resolver cuestiones personales no resueltas durante la vida aporta seguridad, no sólo al testador, sino también a la familia. Las Directivas Anticipadas (ADV) conocido popularmente como testamento vital, permite a las personas expresar sus elecciones sobre futuros tratamientos médicos, en caso de que no puedan expresar sus deseos debido a accidentes o enfermedades graves.

El testamento es una herramienta de suma relevancia, previene conflictos y facilita el proceso de inventario.

Según la coautora del libro “Desafíos Contemporáneos del Derecho de Familia y Sucesión”, Natasha Neis Philippi Rotta, el testamento, en esencia, es un acto jurídico unilateral por el cual alguien, libre y conscientemente, expresa sus deseos en cuanto a la disposición de sus bienes después de su muerte.

“Esta manifestación de voluntad puede abarcar diversos aspectos patrimoniales y familiares, desde el nombramiento de herederos (reconocimiento de filiación) hasta la asignación de determinados bienes a cualquier persona, pudiendo además imponer condiciones sobre el uso de los bienes que quedarán y restrictivas. cláusulas como la de incomunicabilidad, inalienabilidad e inembargabilidad, si existe justa razón”, destacó.

El testamento debe prever el destino de los bienes del testador después de su muerte, incluidos los bienes materiales, o expresar deseos ajenos al patrimonio patrimonial, como el reconocimiento de un hijo, la creación de una fundación o la elección de un cuidador de una mascota. Este documento ofrece seguridad al testador de que sus deseos se llevarán a cabo después de su muerte.

El testador, puede disponer de hasta el 50% de su patrimonio, reservando la otra mitad para los herederos legítimos, como ascendientes, descendientes o cónyuge. La planificación de la sucesión a través de un testamento aporta claridad y seguridad jurídica, reduciendo las disputas entre herederos y agilizando el proceso de inventario.

El testamento se puede solicitar directamente al notario en una notaría. Es recomendable consultar a un abogado para decidir si es aconsejable realizar un testamento público. La preparación e inscripción debe seguir los requisitos legales establecidos por el Código Civil, siendo importante su redacción ante notario para dar publicidad y seguridad jurídica, garantizando su validez ante terceros y el Poder Judicial.

El testamento no tiene valores mínimos y es accesible a cualquier persona mayor de 16 años. Puede actualizarse varias veces hasta la fecha del fallecimiento, lo que se conoce como testamento de revocación.

Para mayor comodidad, el testamento también puede realizarse en línea a través de la plataforma e-Notariado (www.e-notariado.org.br), requiriendo un Certificado de Notariado Digital o un certificado estándar ICP-Brasil. Las dudas pueden aclararse en la oficina de registro más cercana a su residencia.

VER NOTA: https://www.notariado.org.br/o-papel-estrategico-do-testamento-na-prevencao-de-conflitos-pos-morte/