BRASIL – El notariado colabora en el combate contra la corrupción

BRASIL

El notariado colabora en el combate contra la corrupción

Los notarios, cuentan con una amplia fuente de datos públicos que son importantes durante las búsquedas patrimoniales. Brindan un excelente servicio a la población y al mismo tiempo han ido en constante adaptación a las innovaciones de la sociedad, además de ser de suma importancia para descongestionar el poder judicial, pudiendo dar servicios sencillos y rápidos

Con más de 23 mil establecimientos repartidos por todo Brasil e integrados entre sí, y millones de contratos firmados todos los días, las actividades notariales se utilizan para el registro de nacimientos y defunciones, redacción de testamentos, inventario, reparto extrajudicial, matrimonios y divorcios y legalización de documentos en escrituras públicas.

El número de instrumentos públicos es muy bajo, ya que, actualmente, en Brasil, si bien existe la obligación de otorgar escrituras públicas para la compra y venta de inmuebles por valor de más de treinta salarios mínimos, algunos mecanismos pueden eludir parcialmente esta obligación, como el uso de instrumentos privados de promesa de compra y venta, que prolongan el tiempo de redacción de la escritura y permiten una transmisión de derechos sin plena publicidad. Como resultado, muchas personas se quedan sin ningún tipo de garantía en cuanto al origen de la compra de la casa o apartamento. Otros han perdido o les fueron robados documentos, víctimas de fraude.

En ese sentido, destacamos la importancia de los notarios: “Los notarios son fundamentales para la investigación de la propiedad, ya que en este tipo de actuaciones es necesario obtener, en tiempo real, información rápida y precisa sobre si el demandado posee o no bienes registrados”, informa Valdo Silveira, director general de Leme Inteligencia Forense.

Ha ayudado el modelo de sistema del registro inmobiliario de Brasil, que es uno de los más eficaces del mundo y ofrece seguridad tanto en el mercado inmobiliario como en los procesos de recuperación de bienes en los patrimonios. Las notarías están obligadas a combatir la corrupción.  En la práctica, cualquier acto sospechado de lavado de dinero o financiamiento del terrorismo que involucre pagos o recibos en efectivo con un valor superior a R$ 30.000 puede ser denunciado a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). La posibilidad de manifestar en documentos públicos que un determinado acto fue visto como posible blanqueo de capitales acaba inhibiendo las clásicas estrategias de blindaje patrimonial, ya que alertan al acreedor, quien se encuentra ante tal advertencia en escritura pública.

VER NOTA: https://www.notariado.org.br/%ef%bb%bf12-04-2022-jornal-contabil-registro-em-cartorio-auxilia-o-combate-a-corrupcao-no-brasil/