eCommerce, los notarios en defensa de los consumidores europeos

[ ORIGINAL: https://bit.ly/2KvmeW8 ]

ECOMMERCE, LOS NOTARIOS EN DEFENSA DE LOS CONSUMIDORES EUROPEOS

Los notarios italianos, como la mayoría de las profesiones viven los cambios provocados por el progreso tecnológico en su trabajo, que sin duda se relacionan con los métodos y herramientas operacionales, pero a menudo, definen nuevas áreas. El mundo digital ha reducido en gran medida las distancias que nos separan de aquellos con los que nos comunicamos, pero puede ser fácilmente atravesado por piratas y bandidos de todo tipo. La tecnología se está extendiendo demasiado rápido, demasiado incontrolablemente y con demasiada irresponsabilidad. Pero los notarios se han equipado con instrumentos que han adoptado la innovación tecnológica como un activo estratégico para definir el futuro de la profesión en los nuevos contextos «entregados» por Internet y otras revoluciones digitales.

Concretamente, se trata de encontrar el equilibrio entre la simplificación necesaria que ofrecen las nuevas tecnologías y la solicitud de seguridad que el ciudadano / usuario siente hacia los instrumentos que pueden hacer que los roles y niveles de garantía no sean claros. El desafío es garantizar la protección de los derechos en los nuevos escenarios desarrollados por la red.

El comercio electrónico y la función de notario:

Este discurso, en particular, hoy se refiere a la función de notario con respecto al comercio electrónico. La Comisión Europea estima que en 2017 alrededor del 55% de los ciudadanos europeos compraron en línea. Entre los que no lo hicieron, la elección estuvo motivada principalmente por las preocupaciones sobre la seguridad y la privacidad, especialmente en el sistema de pago.

Las transacciones en línea son un caso específico de contratos a distancia y en las Directivas europeas se puede aplicar una clara distinción entre la noción de contrato electrónico y la del comercio electrónico. Por otro lado, el cambio en el comercio electrónico es constante y ya estamos pensando en un nuevo espacio que podría llamarse VirtualReality-commerce en el que la interacción tiene lugar dentro de la realidad virtual o aplicaciones y dispositivos aumentados.

Nuevos escenarios que requieren nuevos instrumentos de garantía. En un contexto que obviamente no puede limitarse a Italia, pero que debe encontrar respuestas a nivel europeo. Por lo tanto, parece necesario introducir un marco jurídico europeo uniforme para la protección de los consumidores. Y los notarios, como se confirmó por última vez durante el Congreso Continental celebrado en España, pueden jugar un papel importante en el funcionamiento satisfactorio del Mercado Único Digital.