Políticos, consumidores, banca, magistrados y notarios analizan la Ley de crédito inmobiliario

[ ORIGINAL: VER NOTA ]

Políticos, consumidores, banca, magistrados y notarios analizan la Ley de crédito inmobiliario

El pasado 16 de junio entró en vigor la Ley de Contratos de Crédito Inmobiliario. Su origen fue el cambio de paradigma en el análisis de las condiciones generales de la contratación, al exigir transparencia en la fase precontractual.

El crédito inmobiliario se encontraba en el centro del huracán pues, sin haberse superado todavía la crisis financiera, se sumó una nueva crisis jurídica que podía poner en peligro la subsistencia de la hipoteca.

El Notariado ha participado activamente en todo momento en la gestación de esta Ley. Desde el principio, ofreció su colaboración y aportó soluciones, como la realización gratuita de un acta notarial de información precontractual con el prestatario. El propósito perseguido era dar la máxima información y facilitar la comprensión del prestatario o garante resolviendo sus dudas, cara a cara y a solas con el notario de su libre elección.

El acta notarial de información precontractual aparece desde un principio y se mantiene en todo el curso legislativo por cuanto ofrece una solución equilibrada: a mayor posibilidad de comprensión, mayor seguridad jurídica.

La Ley ha colocado a los notarios en el centro de la contratación crediticia. Es una responsabilidad que redunda en el interés general. Los notarios han asumido este nuevo cometido con la dedicación y compromiso que era esperable.