UNIÓN EUROPEA – La digitalización de la justicia debe basarse en la experiencia de los profesionales

UNIÓN EUROPEA

La digitalización de la justicia debe basarse en la experiencia de los profesionales

La Comisión Europea publicó su comunicado sobre la digitalización de la justicia en la Unión Europea. La necesidad de que los actores de la justicia profundicen la transición hacia la digitalización fue particularmente aguda durante la crisis de Covid-19. Los notarios de Europa han tomado medidas para garantizar que sus actividades, reconocidas como un servicio esencial de interés general por sus autoridades supervisoras, pudieran continuar en toda Europa. 

Recuerda en el preámbulo que “los sistemas judiciales eficaces también son esenciales para el funcionamiento del mercado interior y un requisito previo para el crecimiento económico. El acceso a la justicia debe mantenerse al día con los cambios, incluida la transformación digital que afecta a todos los aspectos de nuestras vidas”.

Se probaron y propusieron nuevos procedimientos. Sin embargo, se basaron en una base sólida que había existido durante varios años: la creación e interconexión de registros, la desmaterialización de la transferencia de datos, la creación de empresas en línea, el despliegue de firmas electrónicas, los instrumentos electrónicos auténticos, la videoconferencia y otros.

La Comunicación de la Comisión Europea forma parte de esta evolución y establece varios objetivos. En primer lugar, hacer de la tecnología digital la opción predeterminada en la cooperación judicial transfronteriza. Este es un objetivo que suscribimos plenamente. En muchos países, la comunicación entre notarios y autoridades judiciales ahora se lleva a cabo de manera desmaterializada. Este es el caso, por ejemplo, de la consulta e inscripción en registros públicos que llevan los notarios o el Estado. Gracias a la Asociación Red Europea de Registros de Testamentos, los registros de testamentos que lleva la profesión notarial están incluso interconectados a nivel europeo y permiten a los ciudadanos saber si las últimas voluntades y las disposiciones testamentarias que les conciernen están registradas en otro país. Este también es el caso de la creación de empresas en línea, como lo requiere una directiva europea. Los notariados europeos están trabajando junto con sus ministerios de justicia en soluciones innovadoras para la transposición efectiva de la directiva para agosto de 2021.

Un segundo objetivo de la Comisión Europea es promover un mejor acceso a la información. Los notarios europeos han sido pioneros en este ámbito, a menudo con el apoyo financiero de la Unión Europea. Somos la primera profesión jurídica que ha propuesto un directorio europeo de nuestros miembros para que los ciudadanos puedan encontrar un notario que hable su idioma en cualquier lugar de Europa. También fuimos los primeros en ofrecer sitios de información multilingües, por ejemplo, sobre derecho de sucesiones en países de la UE o sobre derecho de familia.

Finalmente, la Comisión Europea establece objetivos ambiciosos en su Estrategia Europea de Formación Judicial para 2021-2024 y amplía el alcance de la formación para incluir nuevos temas, como la digitalización o la inteligencia artificial, y temas y métodos innovadores. Además, la profesión notarial se ha comprometido a cambiar de marcha y, en un plazo de dos años, contará con una plataforma europea integrada para la formación en línea en Derecho de la UE.

En Europa, la ley se basa en el principio de justicia preventiva y regulación efectiva de los operadores económicos. En 22 Estados miembros, los notarios han garantizado la legalidad durante varios siglos y siempre han sabido adaptarse a los cambios sociales. La función del notario es de autenticidad, veracidad, seguridad y conservación de los datos en los que se basa la confianza de los Estados y de nuestros conciudadanos. En un momento en el que aumentan la falsificación, la información falsa, los datos falsificados, el blanqueo de capitales y el ciberdelito, esta verdad y seguridad son más que nunca fundamentales para la sociedad.

 

VER NOTA: http://www.notaries-of-europe.eu//index.php?pageID=18047